lunes, 10 de marzo de 2008

Guerreros invernados

Paciencia, fe y ardor guerrero. El Villarreal ha vuelto a demostrar que este Barça tiene lo justo en ataque. De la defensa es imposible hablar mal teniendo en cuenta que ayer jugó Thuram, ese señor mayor con alma de polizón que algunos domingos se viste de corto.
Otra vez a ocho puntos, con sólo 11 partidos por jugarse. En mi opinión, la remontada es posible. Al Real Madrid le quedan un montón de partidos complicados, que en su estado de forma decreciente no va a sacar adelante. Dice el oráculo que va a perder por lo menos 11 puntos hasta final de Liga. El problema es cómo se apaña el Barça para tener un sólo pinchazo hasta el final: el empate en el Bernabéu nos hace campeones, pero es complicado que este equipo gane 10 de 11.
Lo primero que tienen que hacer los jugadores es hablar con el psicólogo de Xavi para que les cuente que no hay nada imposible. Lo segundo, decidirse a ir todos a una a ganar los partidos. Eso es lo más triste de noches como la de ayer, que el Barça no parece un equipo. Aunque parezca increíble, a veces es tan fácil como eso: que los jugadores saquen el orgullo y quieran. Que encuentren aquel precepto guerrero de Sun Tsu, el dao, que viene a ser el sentimiento de compañerismo entre los soldados. "No respetan nada. No hacen caso a nadie. Hasta se engañan entre ellos", decía la semana pasada un cavernícola infiltrado en Can Barça hablando de los cracks.
¿Por qué hay que creer? Porque el fútbol es algo absurdo, cruel y caprichoso. Porque las reacciones menos probables llegan a veces sin motivo. Porque los contratos dependen de lo que ocurra entre ahora y junio. Porque la primavera siempre llega.

3 comentarios:

gonzny dijo...

Este comentario deberia ir para el post anterior, pero me pillo felizmente en medio de la nada.

Cuentan que un dia entrevistaron a un "profesional de la victoria que juega con los ojos inyectados en sangre" y le preguntaron como era posible que hubiera tenido una trayectoria tan extensa sin apenas lesiones cuando precisamente su fisico y su tipo de juego hacian presagiar justo lo contrario.

Su respuesta fue "Todos los dias, de casa a Milanello y de Milanello a casa".

Pues eso.

marc dijo...

si el barça treu 30 dels 33 punts que queden és perquè els déus han decidit fer-se culers tots de cop. Però si juguen sempre com ahir ja podem esperar asseguts. Només queda el somni de la Champions, però si ens toca el Ferenbahçe malament, que es relaxaràn

Diego dijo...

Y en qué equipo juega el Sun Tsu éste? no me suena del último mundial...