viernes, 2 de abril de 2010

Uno entre 300.000

"Según los procesos estadísticos, si existe una mar de olas medias de nueve metros, entonces puede esperarse que una ola de cada 300.000 alcance una altura cuatro veces mayor, es decir, de 36 metros". El autor de esta frase fue L. Draper, del Instituto Oceanográfico Británico. Sin saberlo, cuantificaba la excepcionalidad del fenómeno Ibra.

Dicen de su comportamiento en el vestuario que "es una bomba". Sus tatuajes y su mirada, en efecto, no hablan de un ejemplar vecino. Muestran a un tío rencoroso y estupefacto que no se explica estar en un equipo donde él no es el número uno. ¿Es el número dos? ¿Acaso el tres, o el cuatro? De ahí su crisis, su ansia y su enfado con el mundo en los últimos tiempos.

De pronto se ha liberado y ha sacado su fútbol de artista. Un fútbol que devuelve a la actualidad la vieja cuestión de por qué Koeman o Rivaldo chutaban con tanta potencia cuando sus piernas no eran, ni por asomo, las más musculadas. La respuesta al enigma era inequívoca: el disparo no es fuerza, es técnica. Por eso Picassovic tiene el golpeo más limpio y elegante que ha visto el Camp Nou desde Hagi. Ese golpeo sordo en que el balón se funde con su propia trayectoria.

Hasta final de año, su fuerza y talento deberían llevarle a anotar un buen puñado de goles y a levantar unos cuantos estadios. Quien espere ver en él a un ciudadano modélico, que espere sentado. Quien quiera criticarle, que se atenga a las consecuencias. Desde aquí un consejo: aparteu les criatures. Es uno entre 300.000 y anda cabreado.

5 comentarios:

Diego dijo...

Estoy contigo Martín, yo creo que las semanas que quedan la va a liar parda!

Pin dijo...

Sólo para que quede claro: creo que Ibra es un jugadorazo. Simplemente pienso que es un tipo de delantero 'redundante', por decirlo de alguna manera, en este equipo. No es que sobre, ni mucho menos, es que tiene que haber alguien más al lado con, si puede ser, sangre en las garras. Haga lo que haga Ibra este final de temporada (yo tambien espero que se salga), este verano habrá que ponerse las pilas y fichar un goleador, porque este año ya hemos perdido a dos delanteros: eto'o y henry.

pd: menuda zurda tenía el barrilete rumano!

Albert Martín Vidal dijo...

Vaya profeta estoy hecho. Antes lo escribo y antes lo lesiono; se pierde el Arsenal y llega justo para el Cuernabéu.

pd. Un pariente mío tuvo la suerte de entrenar con Hagi, Stoichkov, Laudrup, Romário y Koeman y siempre ha jurado que, técnicamente, Hagi era el número uno.

Albert Martín Vidal dijo...

Grandes en Defensa Central:

"Tal fue la desidia visitante que dos jugadores de dudosa calidad como Jeffren y Bojan consiguieron un tanto por barba para el Barcelona. Al Athletic sólo le faltaba aplaudir (...) El Barcelona anotó cuatro por su pésimo partido pues un equipo con ganas le hubiera endosado al Athletic una cantidad próxima a los seis o siete goles".

Albert Martín Vidal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.