sábado, 5 de junio de 2010

No pasaron

Los equipos verdaderos se distinguen en la defensa. Este Barça ha jugado 55 partidos y ha encajado 39 goles, con el mérito añadido de que defender es más difícil cuando uno lo ha ganado todo y tiene arriba a Xavi y Messi. Si hay que buscar un pero, la cosa está clara: los reservas han dado tardes de oprobio y es indispensable fichar a un central más o subir a Muniesa. Fontàs o Bartra.
Valdés. Agigantado. 9,5. Cuando ya no se duda de él en el Camp Nou, es que algo gordo ha ocurrido. Cuando la campaña para que fuera al Mundial comienza en Madrid, es que ha llegado a un nivel superior. Ha ganado su tercer Zamora con un promedio de 0,63 goles encajados por encuentro, no encajó en 18 partidos de Liga y, números en mano, puede discutir incluso la supremacía de Casilla. Poquísimos fallos, una concentración sobrehumana, los reflejos de siempre y una parada tremenda (3'30'') en el partido que, Guardiola dixit, dio la Liga al Barça.
Pinto. Beato. 6,5. No mató a Chigrinski cuando éste le dejó sin Copa del Rey y con eso está todo dicho. Buen compañero, amigo de las celebraciones y encargado oficial de contabilizar, uno a uno, los 47 goles de Messi. Un santo varón.
Alves. Aerodinámico. 9. Con sus nuevas dumbas ha conseguido mantener la línea: despliegue de iron man, agresividad de pitbull y un guante en la pierna derecha para convertir la banda derecha en una emboscada. Acaba la temporada como mejor asistente del equipo (14 asistencias) y confirma que no hay como tener al menos un creador de juego en cada línea del terreno de juego. Su única laguna, el bajón que tuvo entre enero y abril, cuando concedió goles oleguerianos.
Piqué. Colosal. 9,5. El año pasado comprendimos que amenazaba con hollar a todas y cada una de las hembras de este país, incluyendo a las mujeres, hermanas, madres y abuelas de ustedes. La amenaza es ahora un deseo: queremos que lo haga y se convierta en nuestra Cassie Wright, el chaval se lo tiene ganado. Comenzó algo despistado pero ha culminado tres meses finales de competición perfectos. Su jolgorio ayuda a un vestuario hiperestresado por los gritos de Pep y lo que le hizo al Inter es de otro planeta. Tal vez el mejor central en dos décadas.
Márquez. ¡Renovado! 3. Entra por la puerta de la historia el único jugador capaz de discutirle a Puyol el trono en el trofeo Sergi Barjuan (aquí, la cara que se le quedó cuando le dijeron que jugaría 10 años en el Barça sin estar obligado a llevar pasamontañas). Márquez ha propiciado un gol de los rivales cada 172 minutos (un antiMessi, una bestia) y arrasa en esa estadística incluso a Chigrinski. Crucen los dedos y recen para que algún club mexicano o norteamericano se avenga a librarnos de la venganza de Moctezuma. De lo contrario, el despojo que mientras fue futbolista ganó dos Champions estará entre nosotros hasta 2012, gentileza de Johnny Lapotra.
Puyol. Decreciente. 8. Al inicio de la temporada parecía haberse quitado varios años de encima. Rápido y oportuno, comenzó a lo grande y frustró a La Banda en el Camp Nou. Desde febrero comenzó a cometer errores clamorosos dudando entre tirar el fuera de juego o atacar líneas de pase, hasta quedarse con un promedio de un fallo letal cada 402 minutos. La generosidad de este notable se debe a que el capitán de un equipo que no se harta de ganar tiene un mérito enorme en mantener esa ambición. Porque jugar a fútbol, en fin, pero entregarse, gritar y agitar los brazos, el Gran Capità sí sabe.
Milito. Renacido. 7. Volvió en enero y demostró que la sabiduría táctica no es algo que uno pueda olvidar. Nunca fue rápido y su juego no ha caído, sin embargo, está un paso por debajo de lo que fue y así lo demuestra su suplencia en varios partidos clave. El mejor momento que ha dejado este año fueron estos ósculos en pleno Cuernabéu. Su ausencia del Mundial, siendo además uno de los principales apoyos de Messi, es la prueba más de los devastadores efectos que tiene la droga.
Chigrinski. Desaparecido. 3. Las estadísticas son generosas y apuntan que sólo ha regalado un gol a los rivales cada 344 minutos. Pero suya es la responsabilidad de la eliminación en la Copa del Rey y eso pesa. El vigardo no se acostumbra a defender lejos de la portería, no busca la anticipación y ni siquiera el choque con los rivales. Muy blando y tierno, esos 25 millones que costó prueban que Guardiola, pese a los rumores, no cura leprosos.
Abidal. Determinante. 8,5. Sólo una lesión le ha privado de completar un año perfecto. A su solvencia defensiva se une su ascendencia en el vestuario y una inaudita productividad en ataque, con seis asistencias de gol. Parece descartado que se haya comido a Laudrup, pero su confianza es tal que se atreve con cosas nunca vistas. Además, dejó una profecía que esperamos pueda cumplir el año que viene: su primer gol como azulgrana llegará en una final de Champions.
Maxwell. Sólido. 7. Comenzó con dudas pero en cuanto encadenó cuatro partidos comenzó a rendir. Cuatro asistencias y partidos muy meritorios en la recta final, estamos ante un primo hermano silencioso de Sylvinho.

13 comentarios:

Marc dijo...

Sergi sembla el germà gras de Mou en la foto!

Anónimo dijo...

I pensar que va ser capità...

Albert Martín Vidal dijo...

Això és un drama...

http://www.lavanguardia.es/deportes/noticias/20100605/53940141991/la-plaga-de-lesiones-amenaza-con-deslucir-el-mundial-de-sudafrica-robben-sudafrica-holanda-chelsea-m.html

Marc dijo...

Molts jugadors del Chelsea, deu ser que això de guanyar 7-0 cada partit provoca un desgast de collons i tal.

Albert Martín Vidal dijo...

Home, a la Premier hi ha 14 equips lamentables, però no es pot negar que el Chelsea va haver de competir fins l'últim partit i després encara va guanyar la FA Cup, segur que això hi ha ajudat.

gonzny dijo...

Seguimos con la limpieza:

http://sport.es/default.asp?idpublicacio_PK=44&idioma=CAS&idnoticia_PK=719056&idseccio_PK=803

Cual sera el proximo paso? Keita por Mata? Por el futbol al exterminio...

Albert Martín Vidal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Albert Martín Vidal dijo...

Me voy a hacer fan de tu teoría de que Guardiola pertenece al Ku-Klux-Klan. Espero que no tenga manía a los sudamericanos.

Diego dijo...

Pues sí Touré quiere irse que se vaya. Es un jugador grandioso pero si va a estar a disgusto...

Albert Martín Vidal dijo...

Equilicuá!

Además, un tío de su nivel tiene que ser titular indiscutible en un grande y cobrar 4 o 5 millones, más del doble de lo que pilla aquí.

Eso sí, me da pena pensar en qué hará Jeffrén sin el resto de su cuerpo.

gonzny dijo...

Ahora en serio, lo que me da un poco de rabia es ver que se va este tio por cuestiones de "reconocimiento" (quiere jugar mas para ganar mas pasta, no nos enganyemos), despues de dilapidarla en negocios tipo Keirrison o Henrique.

Pero bueno, el feeling es el feeling...

gonzny dijo...

Por cierto, pensar en Zubi o Koeman me hace anyorar a Txiki ya mismo...

Albert Martín Vidal dijo...

Espero que lo de Zubi o Koeman sea una broma.