miércoles, 29 de octubre de 2008

La racha

En la cadencia del 'Falling in Love with you' de Elvis Presley, faraón de Graceland, se esconde la lógica de cómo este tierno equipo de Guardiola nos está ganando el corazón una semana tras otra. Con su décima victoria consecutiva de ayer se pone al nivel de equipos grandes de verdad. El mejor Barça que la generación post Kubala ha visto fue el Barça de Ronaldinho y Eto'o en que ya asomaba Messi y en que Márquez y Edmilson se comportaban como padres de familia responsables. Ganaron 19 partidos seguidos y estuvieron 25 sin conocer la derrota.
Aquella racha fue un amor estival y quinceañero, que Nabokov definiría de frenético, impúdico, angustiado y desesperanzado. Todo era posible, y a cada nuevo reto, había nuevas sorpresas. Por el camino de aquellos tres meses de delirio quedaron El Madrí en el Bernabéu, el Sevilla y una quincena de equipos que salían con el cuchillo entre los dientes para probar de qué estaba hecha aquella sinfonía.
Ahora, cuando Laporta y Txiki han querido, desaparecido ese lastre que fue el bueno de Rijkaard los dos últimos años, se ha levantado el castigo. 530 días después, el Barça fue líder, aunque fuera sólo unas horas. Su fragilidad defensiva no hace pensar que esta locura vaya a durar demasiado: habrá derrotas y decepciones. Pero hasta entonces, que dure el cachondeo y que el equipo siga descubriendo a cada jornada todo su potencial. Y que recuerden que si por algún motivo Edmilson, Motta o Belletti están en un altar no fue por encadenar muchas victorias, sino por ganar los partidos claves para llevarse una Liga y una Champions.

9 comentarios:

Diego dijo...

Curioso nombre el de Nabokov, podría pasar perfectamente por actor porno de la antigua Unión Soviética.

Pues yo tengo la sensación de que alargaremos bastante la racha, o al menos la de no salir derrotados. Si miráis al calendario nos esperan unas semanas bastante benévolas.

gonzny dijo...

Curioso que en la foto elegida para este post no aparezca el verdadero artífice del cambio.

Genio visionario de la oratoria bélica que, cual Héctor Principe de Troya, ha dejado que sea el Tiempo, ese juez sin edad que al final siempre da o quita razones, quien demuestre quién estaba en lo cierto.

Esta racha nunca hubiera sido posible sin la intervención de nuestro Churchill de Vilafranca.

http://www.youtube.com/watch?v=QR-n-5ihbag

marc dijo...

a mi, mentre al maig guanyin tots els partits, inclosos dues finals... (demanant poc, jo ara)

Albert Martín Vidal dijo...

Lamento la falta de puntos y aparte. Oficialmente, el blog ha cobrado vida y se ha rebelado contra mi persona. Dicho lo cual: Gozny es un vulgar provocador, muy probablemente un merengón infiltrado. Habrá visto, pese a sus taras emntales, que en la foto tampoco sale Víctor Sánchez.

Diego dijo...

Pero sí sale Puyol traa haber estado en contacto con una de esas esferas eléctricas de los museos de ciencia.

gonzny dijo...

Mire, Sr. Martin Vidal:

Podria muy bien enzarzarme en el barriobajerismo que parece proponer en su ultimo comentario.

Me limitare a recordarle la injusticia que, desde mi punto de vista, supone el cargarle el desastre de los dos ultimos años al "bueno de Rijkaard" como usted, lleno de mojigateria, lo denomina. Por supuesto que perdio los papeles de una manera escandalosa (no estoy muy seguro de que, sin Ten Cate a su lado, los tuviera nunca).

Pero la causa del deterioro en el vestuario fueron esos dos genios del futbol que se convirtieron (una vez que, a fuerza de talento y carisma, dominaron las almas del grupo) en dos focos de gangrena irreversible.

Le recuerdo tambien como uno de ellos se arrastra en la actualidad por el mismo cesped que se va a arrastrar Beckham.

El otro ha contribuido a la primera derrota en casa de su equipo en un monton de años ante el equipo de Rafa Benitez y Albert Riera. Sin Torres en el campo. Casi nada.

Y esto ya no puedo demostrarlo pero pienso que, de haberse quedado, hubieran arrastrado a Messi en la caida.

Y la proxima vez le va a informar por SMS de las victorias del Real Union su señora madre...

Albert Martín Vidal dijo...

Señor Gozny: Como bien repiten los entrenadores sensatos siempre que hay alguien dispuesto a oírles, los jugadores son egoístas. Ronaldinho y Deco lo fueron. Lo raro es que el entrenador sea su cómplice y el primer interesado en perpetuar el American Pie en que se convirtió el vestuario.

Diego dijo...

Pero esto es como los chavales de 16 años ahora, que los padres nunca los educaron y a esa edad prentenden, sin éxito, empezar a hacerlo. Los primeros años era tal el hambre que creímos que no hacía falta controlar a los cracks pero luego, cuando empezó a hacer falta, ya era tarde para empezar a educarlos.

gonzny dijo...

Por supuesto. A estas alturas (ricos, famosos y con Champions bajo el brazo) no se puede intentar educar a nadie, y menos con mimos, que es lo que hizo el (al final) desorientado de Rijkaard. Yo tambien creo que estamos mejor sin el. Pero tambien sin los otros dos.

La prueba esta en la montaña de goles que lleva (y los que quedan) el verdadero Superstar de Saint Denis. Este año no le quita nadie ni el Pichichi ni la Bota de Oro.

Al tiempo...