martes, 27 de mayo de 2008

El gran fraude

Y sí, acabamos con la delantera con el inmenso placer de sacar la guadaña y hacer justicia. Nunca tantos nombres tan espectaculares habían degenerado en semejante acumulación de mierda. A ellos les debemos, entre otras cosas, haber dilapidado la mejor plantilla de siempre y la oportunidad histórica de ganar una Champions que estaba regalada.
Messi. Imparable. 8
Ya nadie piensa que Messi no mete goles. Ya nadie le ve tímido. Este año ha demostrado ser el jugador más desequilibrante del mundo (en la eliminatoria que les enfrentó demostró estar claramente por encima del segundo) y será el Ronaldinho del ciclo Guardiola, si es que eso se alarga hasta más allá de la Navidad. Los mejores detalles del año han sido suyos, y sólo queda rezar porque la desintegración del clan de la caipirinha acabe también -por pura casualidad, oiga- con sus lesiones musculares.
Giovani. Incomprendido. 5,5
El joven mexicano cometió el error de creerse las comparaciones con Messi o Ronaldinho y de no escuchar mis consejos de emular a Giuly (buscar la cal, tirar el desmarque, cantar gol). Tras un inicio nefasto, una bronca de los pesos pesados acabó con sus vicios individualistas y con su falta de compromiso defensivo. Se ha fajado siempre con defensas que le sacan una cabeza y varios lustros, se ha partido la cara y ha demostrado su calidad. Si quisiera ser el nuevo Napoleón, sería decisivo. Pero esa cabecita y su entorno parecen querer que se marche a un segundón inglés.
Eto'o. Aburguesado. 2
Sí, aburguesado. Él, que había representado como nadie la voracidad, la ambición y el sacrificio, es ya una sombra de lo que fue, un Ronaldinho al principio del precipicio. Llegó a la eliminatoria contra el Manchester en un estado de forma vergonzoso, arregló sus números goleando a equipos tristes y no ha ayudado a limpiar la casa de refocile que es el vestuario. Dejará 30 buenos millones en caja y tal vez fuera esté a tiempo de recuperar su nivel.
Bojan. Bregado. 6,5
Lo mejor que le ha pasado a Bojan este año no son sus goles ni su idilio con la grada, ni los elogios unánimes de sus entrenadores. Lo mejor que ha vivido es el desdén del vestuario, los nervios del debut con la selección, las muchas derrotas y pañoladas. Bojan es el futuro, el nuevo Raúl del fútbol español. Está condenado a ser grande pero para cumplir su profecía, necesita sufrir un par de años. Lo mejor que le puede pasar la próxima temporada es que crezca el bulo de que estamos ante el Portillo del Barça. No es verdad. Dentro de muy poco se le comparará con Fernando Torres y Messi.
Ezquerro. Sonriente. S/C
Su paso por el Sabadell le ha ido bien. Con continuidad, ha demostrado su calidad. (Perdón). Basta saber que es el amigo de Oleguer. Feliz viaje a su sempiterna sonrisa y a sus malabarismos en los entrenamientos.
Henry. Impostor.1,5
El único jugador capaz de fusionar al mejor Ronaldinho y al mejor Eto'o vino a Barcelona a robar descaradamente, a frecuentar los locales más frívolos de la ciudad y a asombrar a las modelos del lugar con sus prestaciones amatorias. Sobre el terreno de juego, horrendo y aferrado a la excusa de la banda. Todos los grandes han sabido jugar por banda, si él no rindió fue porque nunca estuvo en su nivel físico. Acabó el año como máximo goleador y mejor asistente, pero ni así engaña al barcelonismo: un año nefasto. En el vestuario, sin amigos y mintiendo. De la grandeza de su añejo rencor sólo queda un triste disfraz con el que tendrá que lidiar Guardiola a no ser que se produzca un milagro de verano.
Ronaldinho. Dimitido. 0
Toda su vida salió, pero nunca hasta ahora había dado la espalda al fútbol y al balón. Rijkaard le dio mil oportunidades que no quiso aprovechar, porque es muy difícil correr cuando uno sabe que ha sido Dios. Ha perjudicado al equipo con su presencia, con su ausencia y con su recuerdo. Igual que le pasa a Henry, hay que constatar si será capaz de recuperar su nivel: los expertos dicen que cuando un jugador se deja ir, ya nunca vuelve a ser el mismo.
PD. Gracias por la chilena, mago.
Este blog se va de vacaciones a lugares remotos hasta el día 8. Difícilmente habrá actualizaciones, hasta entonces os recomiendo la lectura de Dios es redondo, del poeta Villoro.

3 comentarios:

marc dijo...

Bones vacances, ja aviso ara que quan tornis tindras un correu d'aquest aprenent de periodista amb una reportage :P

I pel que fa a Henry, és l'únic dels suspesos a qui li dóno una segona oportunitat.
La resta mereixen estar picant pedra a Sibèria en calçotets els anys que els quedin de contracte.

Diego dijo...

Siempre me gustó el adjetivo "sempiterna", estoy muy a favor de tus intentos de culturizarme.

El Gato dijo...

Gran análisis y fisna forma de decir casa de p... Refocile. Je je. Realment em parteixo.
Torneu el dia 8... El 12, 13 ó 14 toca juerga.
Avisados quedáis.
;-)