lunes, 5 de mayo de 2008

Capello bueno vale por dos

Nada de hundimientos. Nada de fracasos. El único equipo del mundo que juega sin medio centro vuelve a ser campeón de Liga. Por primera vez en 19 años, el Real Madrid, el club más laureado de la historia del fútbol, repite título.
Lo hace con paradojas como la de su presunto cerebro, Guti. Cada una de sus 12 ausencias del equipo titular se han traducido en victorias. Gracias As, gracias Marca, por imponer su titularidad. Lo hace con jugadores como Miguel Torres -el Maxi López blanco, que sólo queda bien en las celebraciones-, o Marcelo, o Gago, o Diarra, que tendrían difícil jugar en el Espanyol.
Y lo hace, sobre todo, reivindicando la figura de Fabio Capello, el sumo hacedor de milagros, que descubrió el pasado año que a fútbol se puede jugar y ganar reduciendo el campo a dos áreas: la propia y la ajena. La banda de Bernardo ha jugado a la nada ya conocida, ha derrochado casta y ha vuelto a reivindicar que nada en el mundo del fútbol es tan voraz y letal como el maldito escudo del Real Madrid cosido a una pechera, sin importar qué colección de medianías luzca la blanca camiseta.
Así las cosas, queda alegrarse de que la dupla Calderón-Mijatovic gane crédito y vuelvan a culminar un verano de desenfreno pagando locuras por vulgaridades (Pepe, Robben) y a fichar auténticos floreros (Metzelder, Saviola, Dudek). Además, es de prever que el vestuario perderá, después de dos años triunfales, el hambre que le ha caracterizado siempre.
Pero si algo debe alegrar al pueblo barcelonista es que Fabio ya no está en ese estadio, en ese club nacido para arruinar y sembrar dudas en el equipo más estético del mundo.

2 comentarios:

Diego dijo...

Guti Selección!

marc dijo...

el futbol és així... guanyen els que fan un futbol mediocre i per desgràcia des del fatídic 2004 amb el Porto campió d'Europa i Grècia de l'Eurocopa, cada vegada més.

ara bé, l'únic alicient a aquesta temporada és que dimecres no ens en cardin 5 de cop.