jueves, 7 de mayo de 2009

El pueblo elegido

Abrazos con desconocidos. Lágrimas furtivas. Gritos y cánticos a media noche. Bufandas al vuelo, reconciliaciones matrimoniales. Y todo por una revelación: el fútbol ama al Barça.
El barcelonismo se refociló ayer en la felicidad más completa ante el desastre de ese equipazo ruin llamado Chelsea. Los africanos de Abramovich, su ejército de mercenarios, acabaron llorando, desquiciados, enloquecidos ante la triste realidad de que a pesar de su potencia y su competitividad, nunca serán Iniesta, nunca serán del Barça.
Tenía razón John Carlin hace un par de meses en su homenaje a Essien, titulado El impacto del bisonte africano: "Essien -lateral, central, centrocampista defensivo y goleador- es un superhombre. El entrenador, o jugador, o aficionado que no desee tenerlo en su equipo no entiende nada. Con Essien, se juega con ventaja. Vale por dos y su espíritu guerrero inspira fe en la victoria y contagia a los compañeros. Uno siempre va a querer jugar con Essien en el equipo, y no en contra".
El fútbol, sin embargo, es otra cosa. El fútbol prefiere a Iniesta, el Ángel Exterminador, y este blogger pudo visitar Canaletes y beber de sus aguas a la salud de los culés exiliados, a la salud de una noche no muy lejana en que un chut de Scholes nos privó de jugar la final más grande (http://lacavernaazulgrana.blogspot.com/search/label/Canaletes).
Fue ahí, en La Meca, donde leí estos mensajes:
"M'he quedat afònic cridant en un pub irlandès ple d'animals anglesos". David, Pekín.
"Que gran és el fumbol". Ferran, Barcelona.
"Dime que estás bien, anda". Gonzalo, Nueva York.
"En mi vida había oído chillar tanto. Hay cuatro abuelos que no he visto en mi vida dándose palmaditas (...)". Patricia, Barcelona.
"Fantastic!" Tomek, Polonia.
"Ké grande..." Miguel, madridista de Vigo.
"Glorioso!" Josete, Málaga.
"No sé què dir. La millor setamana blaugrana des que vaig anar per primera vegada al temple culé fa 32 anys". Toni, Barcelona.
¿Quieren saber quiénes son ellos? Miren la foto. Se les ve al fondo, justo detrás de Iniesta. Son el pueblo elegido.

17 comentarios:

Yoldi Cano dijo...

"Los romanos personificaban a la diosa Ocasión como una mujer hermosa y con alas, como símbolo de la fugacidad con que pasan ante el hombre las buenas ocasiones u oportunidades. Parada en puntas de pie sobre una rueda y con un cuchillo en la mano, la diosa Ocasión tenía una cabeza adornada por delante con abundante cabellera, mientras que por detrás, era totalmente calva. De manera que, al decir "tomar la ocasión por los pelos", se entendía que debía esperársela de frente, cuando ella venía hacia uno, donde se tendría la oportunidad de tomarla, ya que una vez que había pasado -y al no tener pelos por detrás- sería imposible agarrarla."

Ayer Iniesta demostró que los hombres, algunos, son capaces de someter a los mismos dioses. Y es que la ocasión no la pintan calva, sino de blanco. Blanco albaceteño, para ser exactos.

Anónimo dijo...

Ahir quasi perds un amic, Albert... la veritat és que em prenia el partit contra el Chelsea com un "regal" després de l'espectacle del Bernabéu... però no estava preparat per una nit així... quasi em moro d'un atac múltiple... de cor, ofegat de cervesa, aixafat pels amics (que teòricament m'estimen)...

Espero que ho estiguis gaudint, perquè aquest any serà inoblidable crack...

una abraçada,
Dani (el germà gran d'Iniesta, el que li va ensenyar tot el que sap)

Albert Martín Vidal dijo...

Amic Dani, dels nostres temps al Soho en tinc grans records, com dels nostres partits a Hyde Park. Però no recordo si eres del Chelsea o de l'Arsenal...

Benvingut al blog!

Anónimo dijo...

Diversos merengues m'han dit, que volien que el Barça passés, que se'n van alegrar molt... porque perder en la final jode más.
Per a ells i per a l'entranyable Balaack: TOMAAAAAAA!!!

Marc dijo...

Diria que mai havia cridat tant en un gol. La bogeria que vaig viure ahir la nit va ser enorme. Al cap de 10 minuts del partit estava com en un núvol del qual trigaré dies a baixar-ne.

Albert Martín Vidal dijo...

Yoldi, eres un poeta.

Marc, els de la teva generació sou un regal per aquest club lacrimògen.

El Gato dijo...

Cada cop que Valdés en treia una de xunga pensava "aquest partit no el perdem, ni de conya". Van trigar, però al final ho van aconseguir. A veure si ens enportem la tercera a Roma. Ens veiem, neng!!! ;-)

Anónimo dijo...

No fotem Albert... amb això no es juga! L'any passat em van regalar la camiseta de l'Henry pel meu amor a aquest super-classe i al gran Arsenal de l'època que vaig viure a Londres (aquell que va estar tot un any sense perdre un puto partit!)...

El Chelsea és el nostre "Madrid a Europa"... Odi.

Una abraçada!
Dani

Anónimo dijo...

Per cert, si algú vol passar-ho bé una estona, mireu aquesta pàgina:

http://www.defensacentral.com/index.php

et fots un fart de riure :P

Dani

Albert Martín Vidal dijo...

La prensa de Londres, mejor que la madrileña:

The Times. Patrick Barclay acepta que el Chelsea se queje del árbitro pero recuerda que también el Barcelona tenía motivos en el primer partido y hace cuatro años: "Collina no vio la falta sobre Víctor Valdés que precedió al gol de la victoria de Terry". "Digan lo que digan los filisteos, es importante que en el choque de filosofías de esta semifinal se impusiera el Barcelona".

The Telegraph: "La ineptitud de Ovrebo no debe ensombrecer la admiración por la resistencia del Barcelona, incluso con Abidal expulsado". "El Barcelona es el equipo de fútbol más romántico. Puedes despreciar si quieres toda la historia del 'más que un club', pero la mayoría de los aficionados, desde Lagos a Laos y Los Ángeles, creen que es verdad. Por eso el mundo se alegró tanto anoche".


The Sun: "tiene que haber respeto y admiración por un Barcelona que se negó a morir". "Vinieron sin sus dos centrales titulares [Puyol y Márquez]. Tuvieron que utilizar atrás a un centrocampista, Touré, que no sabe cuántos años hace que jugó de central. También habían perdido a Henry. Luego sufrieron la ridícula expulsión de Abidal. Pero se negaron a entregar su alma". "Encerraron atrás al Chelsea y al final rompieron su defensa con un cañonazo de Iniesta. Es el tipo de actitud que en Inglaterra siempre solíamos exaltar como la marca de los campeones".

Diego dijo...

Joder qué bien la prensa inglesa no? Sólo una familia de elegidos pudimos disfrutar del partido al lado del autor de este blog. Los Manrique, mi hermano y yo, trajimos suerte a esta caverna!

Anónimo dijo...

qué grande la prensa inglesa, y eso que parecía hace nada más un día que en el partido del miércoles hubiera un penalti cada 5 minutos.
Yo me reitero, DEDICADO A DROGBA Y BALLAK, teneis razón superheroes, yo vi 6 o 7 penaltis, Y QUÉ, toma toma toma, el barça viaja a ROMA¡¡¡¡¡¡¡
JAJAJA
RUL

Marc dijo...

En aquest país només hi ha un diari esportiu que s'apropi en qualitat a la premsa esportiva europea (entengui's l'Equipe, la gazzeta dello Sport o el que ha posat l'Albert) que és tan petit com poc conegut. Parlo de El 9.
Pel que fa als 4 diaris més grans, fan venir vomitera. Mai veurem articles com els anglesos.

Albert Martín Vidal dijo...

Marc, tens raó. Les portades dels quatre grans diaris esportius són lamentables i de vegades, un atemptat a la convivència. També és cert que s'adrecen a un públic diferent del francès o l'italià. Ara bé, en aquests quatre mitjans hi ha bons periodistes que podrien perfectament treballar en mitjans de més nivell.

JaviCollado dijo...

albeeeeeeeeeeeert

no hay nada más grande que ver como tu equipo pasa a la final en el último minuto entre 100 supporters borrachos del chelsea y 100 del barça en NY... y pagaría por volver a pasar entre el pasillo que nos formaron para poder salir del pub mientras nos escupían al oído las siguientes bonitas palabras: "Shit! Shit! Shit!..."

Por cierto tu blog quedó maximizado en uno de los ordenadores de la tienda apple de la 5ª avenida... tengo pruebas que lo demuestran!!!!!

kollito

J.L.Lopez Morales dijo...

Pues sí, yo lo vi en Málaga, después de un infame acto en el ayuntamiento, logramos hacernos fuertes en un barucho con un grupo de nens descerebrados anticulés.

Este "patirem i molt" yo creo que no lo había experimentado nunca como hasta esa noche. Eso sí, el momento final fue mágico, con el gol, los 20 bomberos y enfermeros que estábamos allí montamos un jaleo impresionante. Y el punto sublime fue cuando el camarero, que había estado callado todo el partido, saca de detrás de la barra una bufanda del Barça y se pone a gritar como un loco.

En fin, magia pura.
Recordadnos.

Albert Martín Vidal dijo...

Por cierto: desde aquí un saludo al bar Taladro's, en la Gran Via de Barcelona, donde el gol de Iniesta desencadenó una escena de western con mesas y 'cadires que volaven'. Un escroto amigo resultó herido en plena locura colectiva. Parece que no es grave, lo grave en estos tiempos es ser Gago, Hiddink o cosas de esas.