viernes, 8 de febrero de 2008

A los que creen

Hay en Barcelona un gran cavernícola que en plena ruptura sentimental filosofó sobre sus prioridades: “En la vida sólo hay una cosa segura: que el Barça juega el fin de semana”. Eso es, en esencia, el fútbol: la espera a que algo ocurra. Que un balón perdido caiga donde debe, o una rosca supere la barrera, que un rebote acabe en gol o una pifia arbitral desate la euforia.
Es la fe la que distingue al buen barcelonista. Por ilimitada que sea su capacidad para atraer el desastre y resignarse a cualquier derrota, en su recóndita intimidad esconde a un optimista. Hay quien no llega a ser consciente nunca de su condición de bienpensante. Hay quien se avergüenza de ello: haber vaticinado que el Barça de Gaspart, Rexach y Rochemback ganaría la 'Champions' tiene consecuencias para la autoestima intelectual del profeta de turno. Y está también esa especia exótica y necesitada de un buen afeitado, los nacidos después de 1984 –es un decir-, que parpadean con asombro cuando se les habla de los palos cuadrados de cierta ciudad Suiza. Estos últimos, como es lógico, viven instalados en un saludable optimismo y son la prueba de que no es que los ganadores escriban la historia, sino que sólo los perdedores se interesan por ella.
Hablaba del optimismo porque mañana visitamos al Sevilla, seguramente el único equipo de España capaz de humillar a este Barça casto y sufrido de los últimos tiempos. Sólo con imaginar lo que Capel es capaz de hacerle a Oleguer –sí, amigos, vuelve el gran Barça- le entran ganas a uno de seguir a esa extraña perversión que es la sección de hockey patines.
Pero a eso de las 10 de la noche, como siempre, estaremos ante el televisor rezando oscuras plegarias para seguir soñando con la Liga. Porque sólo los que tienen fe prefieren el fútbol al cine. Porque juega un Barça que no hace tanto era el mejor equipo del mundo. Y porque no hace ni una semana que Xavi, seguramente el peor finalizador del equipo, obró un milagro. Lo visteis, ¿verdad?
Porque tenéis fe. Guardaré el secreto.

12 comentarios:

gonzny dijo...

Enhorabuena por todo esto, Albert.

Y aunque tienes razon y la fe no nos la puede quitar nadie, lo nuestro (como cules) no tiene que ver con ella. Es mas profundo que todo eso. Lo somos porque lo somos. Punto.

Dicho esto yo ya he votado la opcion A. Hasta ahi podiamos llegar. Escribiria mas, pero tengo que ir a
rezar para el Sabado.

JaviCollado dijo...

Amigo Martín,

El problema de la fe es que se desvanece más rápido cuanto mayores son las desgracias... y la del año pasado fue escandalosa y se perdieron unos cuantos (sino muchos) creyentes...

Pero estoy convencido que muchos de esos aun siguen rezando... a escondidas! Son cules!!!

PD: Tranquilos que esta semana un 1-2!!!

Anónimo dijo...

Por Danidabo

Albert me conoce bien, soy ateo de un Barça por mi condición de nacido en otro lugar. Tranquilos, mi color es el blanco, pero no blanco capital.
Pero ante todo y por encima de todo, para mi está el fútbol, y en eso estamos de acuerdo. Quiero volver a ver jugar a un Barça que me hizo comprender, que la perfección, el juego en equipo, el balón al primer toque y el objetivo es marcar, no especular, me hizo pensar la suerte que tienen algunos de poder disfrutar ese bocata de tortilla.

Sea como fuere, tienes un seguidor aférrimo de tu blog, así como un futuro máximo goleador en tu equipo, y un chavalín llamado Marco que tienes el mandato para que acabe llevando una camiseta que amas por encima de los buenos y malos momento.

Ole por albert!!!!!!!

loolaforce dijo...

doctor de la fe, mi hijo tiene 1 año y ya chuta.
que medicamento debo tomar para que mi hijo sea culé?..puesto que hay riesgo de abducción consanguínea

marc dijo...

Gran Albert!

Com a representant dels nascuts després de 1984 -és un dir-, he de dir que si que sé que va passar a certa ciutat suïssa i que sé el que és patir com un cabró i passar-ho pitjor que quan et deixa la novia amb aquest nostre tan estimat club.

I demà, com no, patirem altre cop. Però quina gràcia tindria ser del Barça si no patíssim partit rere partit fins que no fem el quart "per si de cas"?

Una abraçada.

Anónimo dijo...

Albert, felicitats pel blog i per la teva fe...tu seras la nostra flama a seguir pels que ja l'hem perdut!

Nst i Carbu

Joan Foguet dijo...

Ets gran Albert Martín.
Et seguiré Albert Martín i Vidal.
Et criticaré a mata-degolla Albert Martín

Firmat:
El vicepresident fundador de la penya antibrasilera de tribuna FCB

Marcos dijo...

Jo vaig pronosticar que el Barça de Rexach guanyaria la Champions. Aquell any, érem a Lisboa, Albert. Entenc que hauria de tenir conseqüències sobre la meva autoestima intel·lectual, però no les he notat gaire. El cas és que pronostico que guanyarem la Champions aquest any si Iniesta juga tres partits seguits a la seva posició.
Pots parlar de Rijkaard en el teu blog? Sap de futbol o no?
Ànims amb el blog!

Anónimo dijo...

Ays mariconeti jeje. Yo que esperaba una machada al ladrón de Xavi y me encuentro al enano de las cejas depiladas inaugurando tu blog...

El Carnisser dijo...

Martí, les autoritats del gran imperi xinès exigeixen una nova entrada en menys de 48 hores. Si no, el teu blog serà considerat subversor de l'ordre públic i serà clausurat, a més de quedar sota arrestament domicilari fins a nova ordre.

No siguis un cabró tibetà i porta't bé...

Anónimo dijo...

Rellegint aquest article i recordant la primera part del Sevilla, quanta raó que portaves respecte l'Oleguer. A banda de la nova lesió, és que ningú va veure com es va esborrar del partit? El rei de l'escaqueig, com col·locar-te perquè ningú te la pugui passar...Potser sí que li hauríem de donar porta a finals d'aquest any...
Em va fer patir, no recordo haver vist res similar desde Ronaldinho a principis de temporada...

Felicitats per aquest blog Albert!

Miki Sanchez

Diego dijo...

Ahora a 5 puntos tengo más fe que nunca, es grave doctor?