martes, 26 de febrero de 2008

De romanos y godos

Miércoles, 22.00 horas. En ese momento, Barça y Valencia saltarán al Camp Nou a por un puesto en la final de Copa del 16 de abril. El Barça es el conjunto copero por excelencia por su ciclotimia, su impulsividad, su amor a las remontadas y a los partidos a vida o muerte lejos del escenario internacional.
No es casualidad que haya ganado más títulos -24- que nadie, pero, sin embargo, actualmente atraviesa la mayor sequía de su historia. Este año se cumple una década del último título, algo que no había pasado nunca. Haciendo memoria de las finales que pude vivir, encuentro varios motivos para amar este título:
1) Año 88: Alexanko marca a lo Bruce Lee en una final en que la Real fue mucho mejor. Nos entrenaba Aragonés, que salía de una depresión. Ese Barça entrañable…
2) Año 90: 2-0 al Real Madrid. Txiki demuestra que dentro del área pequeña se pueden hacer pases de gol.
3) Año 96: No logro recordar quién demonios es Pantic.
4) Año 97: Amunike remata y el disparo, que iba fuera de banda, rebota en dos tíos y un traidor para acabar en gol.
5) Año 98: La gente recuerda a Hesp. Para mí será siempre la final en que alguien atendió a mis rezos en arameo y mandó fuera el penalti de Stankovic. Y ¡ojo!, Bogarde fue titular.
Estando el Barça al nivel que está, abierta por fin la caja de Pandora, cuesta ser moderado en los pronósticos –sí, veo un 6 a 1-. Pero ocurre que jugamos contra un rival desesperado, que se juega todo el año en 180 minutos y que hará lo posible por llegar vivo a Mestalla. Este equipo triste de Koeman me hace pensar en un profesor que explicaba que los pueblos godos eran irreductibles para los romanos porque libraban las batallas a las puertas de sus poblados, con sus mujeres e hijos dentro, sabiendo qué pasaría si eran derrotados.

6 comentarios:

Pulmón dijo...

Parece mentira que no recuerdes quién era Milinko Pantic. Metió como 30 goles el año del doblete del Atlético de Madrid, que lo fichó cuando ya estaba medio calvo. Antes y después de eso, la nada. Yo lo tengo por uno de los mejores lanzadores de faltas de la historia.

El Gato dijo...

96. A mí me cuesta recordar a un tal Busquets.

Albert Martín Vidal dijo...

Pulmón, puedo olvidar la receta del gin fizz, la letra de 'Wish you were here' y hasta ciertas proezas eróticas. Por desgracia no puedo olvidar al calvo Pantic, como me ocurre con algunas ex novias, ex profesoras y hasta ex secretarias. Pese a todo, hay que creer en la memoria selectiva y los olvidos discrecionales.

Albert Martín Vidal dijo...

Pulmón, puedo olvidar la receta del gin fizz, la letra de 'Wish you were here' y hasta ciertas proezas eróticas. Por desgracia no puedo olvidar al calvo Pantic, como me ocurre con algunas ex novias, ex profesoras y hasta ex secretarias. Pese a todo, hay que creer en la memoria selectiva y los olvidos discrecionales.

marc dijo...

hmmm, de la del 96 no és millor "macanudo" Pizzi a Pantic?
Té collons que només recordi dues copes de les 24 que té el Barça... Ja comença a tocar la 25ena.


PD: en el teu article sobre el Llevant de l'altre dia et titllaven de madridista. El poder t'està corrompent Albert?

gonzny dijo...

Albert Schweitzer dijo: "La felicidad? Nada mas que tener buena salud y mala memoria."

Pero, claro, Oscar Wilde dijo "Las citas son un sustituto muy util de la sabiduria".

Elige tu, A.M.V. Yo si me acuerdo de Pantic. Pero tambien de Marcos en Zaragoza. La memoria por la salud.

Ahi va un link para el recuerdo:

http://youtube.com/watch?v=iKLZmb1IINM