jueves, 13 de enero de 2011

Afellay, el mito

"Nadie se acordaba de lo que pasó en Chile en 1962. Seis años después de que Marshall McLuhan publicase 'Comprender los medios de comunicación', tres cuartas partes de la población de Inglaterra tenía una idea tan clara de Pelé como la que habían tenido de Napoleón 150 años antes"
Nick Hornby, Fiebre en las gradas.

Daños colaterales de la Edad de Oro Azulgrana: llega un fichaje exótico y se le da el mismo trato que en su día se dispensó a Christanval. La más absoluta indiferencia es lo único que ha recibido el pobre Ibi Afellay desde que llegó al Camp Nou hace tres semanas. ¿Y quién iba a fijarse en Lina Morgan cuando tiene a Giselle en su cama? Gente seria, los barcelonistas.

La silenciosa llegada de este delantero holandés -estrella del PSV como en su día lo fueron Koeman, Van Nistelrooy o Cocu- es un buen síntoma y tiene además la virtud de resucitar los tiempos románticos en que los fichajes extranjeros eran esperados con ilusión y el más absoluto desconocimiento. Vean qué decía Gregorio Morán cuando el Oviedo fichó a Amarilla y Romero: “¡Dos paraguayos! Los únicos paraguayos conocidos en el mundo asturiano eran unos frutos muy jugosos, de la familia de los melocotones, que costaba pelar y que luego se comían a bocados, dejando siempre un reguero de jugo que cruzaba la barbilla, lo que daba impresión de golosería y mala crianza. ¡Al fin aparecían en Asturias, capital Oviedo, dos paraguayos no comestibles! ¿Y cómo serían los paraguayos-personas? Había expectación por ver a los primeros paraguayos con pies de nuestra vida; unos pies de oro, a juzgar por las esperanzas que despertaban”.

Y piensen también en los entrañables y sombríos tiempos de los VHS de Núñez, en las falacias de los vendedores de burras tipo Minguella... De verdad, es bonito renegar de los nerds futbólogos e ignorarlo todo sobre Afellay. Todo excepto lo que ha mostrado en tres ratitos: timidez, torpeza e imprecisión. No desesperen: disfruten de Afellay, el mito, antes que llegue Afellay, el jugador.

9 comentarios:

Albert Martín Vidal dijo...

Y permítanme que me moje: el chaval es rápido, factor indispensable. Si además sabe respetar la pizarra y jugar en poco espacio, saldrá bueno.

Diego dijo...

Yo lo que más destacaría es que chuta muy fuerte y bien con ambas piernas. Eso en un equipo donde tus dos centrocampistas con llegada son Iniesta y Xavi...puede ser muy beneficioso.

Pin dijo...

Hoy mojan Afellay y Bojan. Ojo al dato.
Joder, si marca hasta Abidal, ultimamente.

Albert Martín Vidal dijo...

Diega, me parece que lo más importante es que es rápido. Piensa en delanteros que han fracasado tipo Ibra, Maxi, Ezquerro... Todos lentos. De hecho, entre los lentos sólo triunfó Kluivert y más tarde Larsson.

Respecto a Bojan, cada vez estoy más seguro de que Guardiola lee los comentarios de este blog y se está envenenado contra el chaval.

Anónimo dijo...

Si Guardiola lee el blog confirma su gran inteligencia. No todo ha de ser Martí Pol.

Bojan lo único que mojará la toalla cuando salga de la ducha...

Diego dijo...

Pero Afellay en teoría no es tanto un delantero sino un interior/extremo. Es obvio que es muy rápido (chicharros a la contra en el vídeo), pero tíos que salgan rápido a la contra ya tenemos (Messi, Pedro, Villa). Lo que no tenemos son tíos de segunda línea que la enchufen.

Si el pavo nos asegura 2 o 3 goles de fuera del área en plan abrelatas ya valdrá la pena.

Albert Martín Vidal dijo...

Dios santo, yo creía que era delantero anarca. Que Áxel arroje luz.

Marc dijo...

És un Iniesta, tant pot jugar d'extrem com d'interior, tot i que diria que és millor extrem.

Si serveix perquè Pedro acompanyi Bojan, ja farà molt.

Diego dijo...

Que Pedro acompanyi Bojan? què vols dir? t'has begut l'enteniment? (m'encata aquesta expressió xDD).

Pues visto el partido de hoy el chaval estaba más suelto, aún va a salir bueno.