lunes, 29 de junio de 2009

Los cum laude (y III)

Y con todos ustedes, la delantera que alcanzó los 110 goles. No parece probable que Antònia Font o Manel les dediquen una canción, y Serrat no querrá enfrentarles a sus ídolos de infancia. Pero lo que han hecho Messi, Eto'o y Henry ya es historia.
Messi. 10. Sideral.
En esta casa tenemos experiencia en ver explotar fenómenos. Sabemos que es algo tan bello y raro que difícilmente se alarga más de dos años. Ni eso empaña el entusiasmo por este milagro llamado Messi, convertido en la referencia del fútbol mundial, en el número uno de los cracks. Extraordinario en los grandes partidos (tres goles a La Banda, pichichi destacado de la Champions y la Copa, goles al Athletic y al United, decisivo en Stamford Bridge con su pase a Iniesta) y ambicioso en los campos humildes (remontada al Racing con su gol 5.000, remontada en Pamplona, remontada al Shaktar con vaselina en el descuento), ha sido sencillamente imparable fuera en el extremo o como falso nueve. Deja 38 goles, 17 asistencias y una aparición memorable en el Camp Nou enfundado en una barretina y borracho de felicidad. http://www.youtube.com/watch?v=BqO-gI0gLDA.
Hleb. 4,5. Tragicómico.
El bielorruso favorito de esta Caverna se ha topado con la temida Ley de Ezquerro: "No importa la calidad que tenga; un delantero lento está condenado al fracaso". Ha igualado en goles marcados con Víctor Sánchez, Cáceres, Abidal, Pinto y Valdés. Un total de cero, siendo el único centrocampista o delantero que ha logrado semejante prodigio en un año de tormenta goleadora. Se dejó ir al final y el club debería buscarle equipo. En el pasado ya se probó que echar a la gente sin hambre es el camino más recto a la victoria.
Eto'o. 9. Asesino.
Sus números han sido de fuera de serie, pero los números engañan. Corrió a destajo y presionó, no lió ningún Vietnam a lo Vilafranca y arrasó en el primer tramo de la temporada. Sin embargo, en la segunda mitad del año bajó su rendimiento: sin goles contra el Chelsea, contra el Madrí en el Bernabéu, ni en la final de Copa, ni en el tramo decisivo de la Liga. Lo arregló con el segundo gol más importante de su vida: el de la final de Champions, el que debería valerle la condición de jugador mejor pagado del mundo en el City. Ése sería su último acto de servicio a la causa azulgrana. Y desde aquí un aviso: si viene Villa, desde este foro nos dedicaremos al ignoble arte de las comparaciones odiosas.
Bojan. 6,5. Apaleado.
El jarabe de palo ha tenido y seguirá teniendo extraordinarios resultados. Pep le dejó claro desde el principio que no contaba con él y que sus apariciones serían mínimas. Una cura de humildad para empezar, que acompañada por la brutal temporada de los tres titulares, efectivos y sin lesiones, le dejaron al nivel de Sylvinho durante largos meses. Se ha dedicado a lo suyo, la Copa, y fue decisivo en las primeras rondas (Benidorm, Atlético, Espanyol). Entre los rumores sobre su mala relación con Pep y sus ganas de largarse a cualquier otro lado, sus apariciones en Liga o Champions daban más pena que otra cosa: controles de balón nefastos, mala elección de jugada, regates lamentables. Pero a medida que avanzaban los partidos fue afinando: su cambio de ritmo ha recordado en ocasiones al de Messi y su golazo en la final de Copa ignorando a Eto'o fue de crack. Este año comenzará a agradecer sus muchas noches de sollozos furtivos.
Henry. 9. 'Magnifique'.
Sus números han vuelto a ser los de un crack. Ha sido decisivo en grandes partidos, ha vuelto a anotar enormes goles, goles de gunner, incluso (http://www.youtube.com/watch?v=ZVm1uPdaggo) y ha demostrado una chispa que el año pasado no apareció por ningún lado. Fundamental en el Bernabéu, en Lyon o ante el Bayern, le faltó el gol en Roma -lo tuvo, sí- para hacernos olvidar definitivamente sus torpes y previsibles movimientos de extremo cuando tiene el balón. Con suerte, este año jugará muchos partidos de nueve, ya que su posición es una de las elegidas por Guardiola para aumentar la competencia en el equipo sin tener que echar a Iniesta del centro del campo. Gracias a él asistimos a uno de los momentos más grandes del año: la portada de L'Équipe el día después del Iniestazo. http://www.fifa-champions.com/index.php?option=com_content&task=view&id=2607&Itemid=145.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

sencillamente injusto martín. Para seguir con la tónica, a HLEFA le hubiera puesto una puntuación negativa, rollo -2, como nos hacía la Rosse Mary a los catetos que no teníamos ni puta idea de inglés.
Y lo siento mucho, pero no sé si por venganza, mi voto a mejor jugador ha sido para samuel, que aunke tiene una buena puntuación, creo que ha sido muy superior a Titi, y por nada en el mundo los puntuaría igual.
Ojalá el City, nos pague lo que vale y más, pero ojalá tengais razón aquellos que augurais un Villa infinitamente mejor si detrás tiene a Iniesta o Xavi, yo todavía no me lo creo.
Rulo

Marc dijo...

Com a incondicional de Hleb que sóc he de sortir davant de tal exabrupte al missatge d'aquí dalt xD

Recordo que Hleb va fer un molt bon inici de temporada i prometia molt però un tal Pinillos li va desfer el turmell al segon partit de lliga i va tornar quan l'equip ja estava format i ja no va ser a temps d'entrar en la dinàmica.
Sense dir res de que no ha jugat gairebé mai en la seva posició que recordo que no és extrem sinó que és migcampista ofensiu.

La temporada que ve més d'un s'endurà una sorpresa si aconsegueix centrar-se i deixa d'intentar conèixer totes les discoteques de Barcelona i rodalies.

Albert Martín Vidal dijo...

Marc, ha arribat l'hora que et desenganyis de Hleb. A mi també em va costar amb Geovanni Deiberson, però és el preu de viure en la veritat i no en la patranya.

Hleb no té remei. I per jugar de migcampista, vista la seva capacitat física (amb perdó), hauria de jugar en una línia de cinc, cosa que al Barça és impossible.

Llarga vida al bielorús que ens va portar sort durant un any.

Albert Martín Vidal dijo...

Raúl, he puesto a Henry la misma nota que a Eto'o por lo siguiente:

Porque entre goles y asistencias, suma 39, por 43 el camerunés.

Porque si cuentas los goles que les metió a los cinco mejores de la Liga (La Banda, Sevilla, Atlético, Villarreal y Valencia) y todas las eliminatorias de Champions, Henry suma 17 goles, por sólo 12 Eto'o.

gonzny dijo...

Me ha encantao lo de "decisivo en Stamford Bridge con su pase a Iniesta".

Desde luego, cuando te enamoras, te enamoras de verdá.

Viene Villa o no viene Villa?

Albert Martín Vidal dijo...

Lo de Villa parece que está hecho. El problema es el siguiente: Laporta quiere colocar a un miembro continuista de su Junta en las próximas elecciones. Para ello, el candidato debería avalar el 15% del presupuesto del club -una burrada-. La única forma de saltarse este requisito es que el año anterior al de las elecciones, el candidato haya pertenecido a la directiva y ésta haya cerrado el ejercicio con beneficios. Por tanto, el Barça tiene que ir con mucho cuidado y no puede 'endeudarse'. Si pudieran vender a Eto'o, en 24 horas fichaban a Villa, pero éste es el encanto de l'Amic Jan.


Por lo demás, te adjunto palabras del padre de Iniesta comentando el gol, que certifica lo que ya me habías avanzado: el tío es un crack. "Pero no, vi que el balón le caía a Leo, y si el balón está en los pies de Leo, todo cobra algo de magia. Pero, uuuuuyyyyyy, le veo rodeado de tres defensas ¡tres!, pero él la protege, los atrae, casi los encara, ve a éste, perdón, a Andrés y le cede el balón. Y, como es enorme, buenísimo, se lo cede, raso, pero duro, fuerte. Ese balón tiene que venir fuerte. ¿Por qué Porque éste, perdón, Andresito, es diestro y, por tanto, si el balón le hubiera llegado desde su derecha, no hay problema, él la empalma de forma natural con el empeine de su pie derecho, pero le llega del lado cambiado y, entonces, si no viene fuerte, dura, es más complicado".

Diego dijo...

Muy fuerte lo de que leo de Laporta. Si por su culpa el Barça no ficha a ningún crack habrá que extirparle los testículos públicamente en Canaletas.