domingo, 14 de diciembre de 2008

El día perfecto

En la caverna corre hoy la cerveza y se asan jabalís. Sus gentes se abrazan y cantan canciones desafinadas. Hay cola en los kioscos y ganas de sintonizar Antena 3. Es el merecido homenaje que tienen los buenos guerreros, los que sobrevivieron al Clásico y pueden celebrar haber nacido a este lado de la trinchera.
El Barça-Madrid es siempre un día especial, en que se concentran las emociones y se embotan los sentimientos. El de ayer no fue una excepción: de Barcelona a Pekín y de Pekín a Nueva York hubo gente que estrenó televisor nuevo para ver a Messi más guapo. Hubo gente que recurrió a sus fieles de las grandes noches para reeditar la tradición de la danza de la guerra ante el eterno rival, hubo quien se reencontró con su infancia de batas azules y rojas -de blanco iban las enfermeras que te pinchaban el brazo un segundo después de preguntarte si te gustaba el fútbol, ¡traidoras!-. Y hubo corazones que justo ayer dijeron que no pueden más y pasaron el partido en un quirófano entre batas blancas.
Todo eso fue un Barça-Madrid que dejó escenas imborrables. Mecidas por el Perfect Day de Lou Reed se suceden hoy imágenes de esa calamidad desvergonzada que se llama Drenthe, del fanatismo de Sagado besándose el escudo, la grandeza de Casillas volando bajo la lluvia para parar un penalti, la locura africana celebrando un gol, los puños de Valdés bajo el chubasco, la legión de ancianos de la grada recibiendo con una muralla de cuernos a Palanca en un saque de banda.
El Barça-Madrid es la mirada de Messi fija en el balón antes de que le llegara en el último minuto, cuando ya había decidido lo que iba a intentar. Es ese balón flotante [http://es.youtube.com/watch?v=Y7JI1a-iS6k (1' 29")], colgado del aire mientras el argentino y otras 100.000 personas lo empujaban con los ojos hacia la red.
Fue una dulce agonía que ocurrió instantes antes de que Barcelona entera se abrazara a un barril de cerveza para poner punto y final al día perfecto.

6 comentarios:

Marc dijo...

la victòria d'ahir és millor que un 5-0, la veritat.

PD: gran post, albert

carla dijo...

larga vida a la caverna!

Anónimo dijo...

Pupita Cannavaro? ayyyyy

Diego dijo...

Pues es una victoria que por la manera de conseguirla supo realmente bien.

En todo caso el partido demostró lo poco que ayuda siempre la prensa catalana a su equipo. Si no se hubieran tirado toda la semana pronosticando manitas es posible que el Madrid no se hubiera puesto el disfraz de Numancia y hubiese dejado algún que otro espacio.

gonzny dijo...

No puedo comentar nada sobre este post salvo que es tan perfecto como el dia que describe.

Estoy flipando, por otro lado, con la admirable moral de esta gente. Tras el repaso que les dimos el sabado, con la imagen mas penosa y ruin que les recuerdo en todos los años que llev viendo futbol (incluyendo el año de Capello) ahora salen con que 12 puntos no son nada y que van a remontar. Que ceguera, Dios!

A ver si este lunes dicen lo mismo: que 15 puntos no son nada y van a remontar...

gonzny dijo...

Como es una de tus antorchas, aqui va un comentario de Segurola con respecto al partido del sabado:

"En mi crónica critiqué la actuación del Madrid con Messi. Fue una actuación de pandilleros."

Pues eso.