sábado, 18 de febrero de 2012

El horror viste de azulgrana (II): Dutruel

No me digan que han olvidado a aquel portero de aspecto agitanado, a aquel Camarón de la portería. Hagan memoria: es urgente y vital tenerla bien fresca ahora que vuelve la quinta columna nuñista. Más que nunca es preciso recordar cuánto sabían de fútbol los Van Gaals, los Serra Ferrers, los Rexachs del gaspartismo que ahora asoma de nuevo.
A Richard Dutruel lo fichó Van Gaal en el año 2000 procedente del Celta, aunque a su llegada era el demócrata Serra Ferrer quien llevaba el equipo. Difícilmente a alguien se le pueda aplicar la palabra "traidor" con más justicia que a este guardameta. El hombre fue titular a penas dos meses; a finales de octubre ya había caído en desgracia. Pero en ese tiempo, logró hundir las aspiraciones de un equipo que nada podía hacer en Liga y que lo apostaba todo a la Champions. Dutruel mediante, el Barça sufrió la humillación de no superar la fase de grupos.
Aquel Barça tenía como gran estrella a Rivaldo. La temporada anterior había ganado el Balón de Oro, era un milagrero profesional en tiempos de tinieblas. Le acompañaban Kluivert, Luis Enrique o Cocu en un equipo donde asomaban Xavi y Puyol. Pero en aquella banda robaba gente como Alfonso, De la Peña, Petit, Gabri o Sergi. Lógicamente, el Barça palmó 3-0 contra el Besiktas, en una noche en que el tercer gol de los turcos basta para comprender en qué nos convirtió Gaspart. Perdimos también 0-2 en el Camp Nou ante el Milan. El Barça, que había goleado en la primera jornada al Leeds, se lo iba a jugar todo en San Siro y Elland Road.
Dutruel desplegó ahí toda su capacidad destructiva. En un día en que Rivaldo demostró que era el jugador más decisivo del planeta con tres goles, Dutruel se encargó de elevar a Albertini a la categoría de crack. Le regaló este gol, luego éste y también estuvo formidable en el de José Mari. El Barça llegó a Inglaterra a jugárselo todo a vida o muerte, pero otra gesta de Rivaldo quedó cauterizada por el maldito Dutruel. El brasileño se marchó de la competición con seis inútiles goles en seis partidos.
Tras comerse el gol de Bowyer, Dutruel cayó en la suplencia. Se marchó del club con sólo 15 partidos en dos temporadas, dejando la impronta de uno de los peores porteros de la historia del Barça. Rivaldo no le mató. Nos quedan estas líneas.

7 comentarios:

Albert Martín Vidal dijo...

Están en lo cierto, señores: tengo la íntima convicción de que hacer justicia de este modo me alargará la vida más allá de las dos centurias.

Sancho dijo...

Era un auténtico paquete... En aquel equipo jugaba más de uno con la media en la cabeza... ¡qué recuerdos oiga!

Albert Martín Vidal dijo...

A los ya reseñados añade a Simao, Reiziger, Abelardo... Una cosa terrible. La grandeza de Dutruel fue que luego nos parecieron buenos Arnau o Bonano.

Sancho dijo...

Albert, no me toques a Abelardo. Es el jugador con el que más goles de chilena metí en el Fifa 98-99, uno de los simuladores de futbol más reales de la historia...

Pedro Coco dijo...

Por entonces jugaba también el denostado Winston Bogarde, no? Aquel defensa con pinta de boxeador de pesos pesados... O de esto:

http://2.bp.blogspot.com/-ljFNe9e2XUQ/TV5jrutbAMI/AAAAAAAADYQ/sJoIlXKxtB4/s400/ernesto-hoost.jpg

Pedro Coco dijo...

Hablando de grandes fichajes, como se echa de menos uno de estos... Por lo menos salió barato no?

http://www.youtube.com/watch?v=xebvhFGHllM

Albert Martín Vidal dijo...

Señor Coco, observo que usted es muy de la cosa parafílica. No se avergüence, en este foro somos de Hleb y de Chigrinsky.