miércoles, 14 de julio de 2010

Poca gloria, mucha pena

No quiero callar en el adiós a Henry. Fue un grande, uno de los mejores, y regaló al Barça una temporada buena, goles fundamentales en el año del triplete y algún destello del fuera de serie que fue. Esta despedida no puede ser más sentida: algunos recordamos aún el bobalicón entusiasmo con que le acogimos. Que Nueva York sepa despertar la bestia que un día tuvo dentro y que dormitó plácidamente en el Camp Nou.
Boxear haciendo el pino
El verano marca anualmente el adiós a este deporte y lo hace dejando a millones de futboleros sumidos en la nostalgia. Durante dos interminables meses, los amantes del balón se sienten jubilados ociosos. Nada hay más melancólico que el patio de un colegio vacío, con sus porterías abandonadas bajo el sol, sin un solo niño para desentrañar a pelotazos los misterios de sus ángulos. Nada hay más triste que un sudoroso aficionado en pretemporada, harto de que las derrotas no signifiquen nada, huérfano de pasión.
¿Qué se esconde tras la adrenalina de los derbis, en la plasticidad de un remate de chilena, de un regate nunca visto? ¿Qué convierte al deporte del gol en el más sensual de todos? ¿Qué lo hace único? Hay en Barcelona un sabio cojo que ha acabado amando el fútbol a fuerza de verlo con ojos de científico. Sumido desde hace décadas en el ojo del huracán del club más apasionado y suicida del mundo, este estudioso ha comprendido la esencia del juego en toda su profundidad y sencillez. Su teoría del balón se basa en dos sencillos preceptos: 1) El fútbol es el único deporte sobre la faz de la tierra en que los jugadores pueden enfrentarse sobre el campo con cualquiera de los once oponentes del equipo rival. Este permanente y agotador desorden, que hermana al juego de la pelota con la teoría del caos, no tiene parangón en ninguna otra modalidad. Y 2) Las piernas, que los futbolistas emplean para desplazarse, son las encargadas de ejecutar la parte técnica. Por ese sencillo motivo, ningún otro deporte se entrena como el fútbol. Nuestro sabio ofrece una metáfora para descifrar el misterio de este juego: jugar a fútbol es como boxear haciendo el pino.
Pero ni todo el saber de este filósofo del deporte puede explicar la excitación latente del verano futbolístico. Las alineaciones hechas a mano se suceden sobre papeles arrugados, los representantes de jugadores se convierten en profetas y las noticias de los secretarios técnicos se reciben con euforia. La mejor prueba de ello se ha visto en el Camp Nou: aún es posible soñar que Messi, Eto'o y Ronaldinho vuelvan a jugar juntos para mecer los sentidos de los amantes del fútbol y demostrar que, pese a todo, eran los mejores.
Ahí no acaba la cosa: por una alineación astral irrepetible, por un guiño de los dioses, Thierry Henry llega al Barça para poner su firma a la delantera más grande de todos los tiempos. Henry es el guerrero y es el artista, es el que hace que los niños sueñen con volver al patio del colegio. Es el bailarín que con su sola presencia estremeció la fuente de Canaletes, el que hizo que La Rambla se sonrojara, el que tiene a la ciudad entera rezando para que llegue el mes de septiembre.
No es de extrañar: Henry es, de entre los 270 millones de futbolistas que hay en el mundo, el que mejor domina el raro arte de boxear haciendo el pino.

13 comentarios:

Albert Martín Vidal dijo...

El Mundial ha sido un suplicio para los que son de mi acera, pero por Dios, cómo lo echamos de menos.

Marc dijo...

Joder, estic disposat a empassar-me la ConfeCup si cal! Una mica det mercie futbol si us plau!!

PEr cert, Au revoir monsieur Henry, et merci par tout.

Albert Martín Vidal dijo...

Sobretot pels dos golassos del 2-6, pel gol que els va fer un any abans i per una assistència a Messi contra el Madrid.

Marc dijo...

oiba, ara he vist que se m'ha colat un "et merci" al mig de la frase de dalt. Aixpò em passa per escriure a les 8 del matí.

Marc dijo...

Un blog que crec que explicarà el rosellisme des de la trinxera contrària al grup Godó: http://presidenciarosell.blogspot.com/

Espero que no et faci res, Albert

Albert Martín Vidal dijo...

No seré jo qui defensi Rosell, pots comptar-hi. Adriano: una cosa bona, que sembla que no fitxarem cap central i tirarem d'Abidal al centre de la defensa. Una cosa dolenta, que m'oloro que no fitxarem ningú per la posició de Xavi o Iniesta com a volants.

Anónimo dijo...

este año tiago y jonathan seran la sorpresa en el recambio de xavi y iniesta, son buenos y guardiola se atreverá a darles la oportunidad. Igual que Pedro y Busi en su momento, que nadie se lo esperaba y miradlos ahora.
Y lo mismo con Fontas y Muniesa, tendran minutos en partidos "faciles".
Creo.

Albert Martín Vidal dijo...

Tengo poca fe en Tiago y Jonathan, a quienes, por cierto, sigo sin distinguir. Sí siento algún entusiasmo por la colla de centrales buenos que vienen (añado a Bartra y Sergi Gómez) y por un volante que se llama Sergi Roberto. Tiene pinta de crack.

Y en la española subnosecuantos había un Deulofeu extremo zurdo prometedor.

Albert Martín Vidal dijo...

Siguiendo en mi papel de secretario técnico, he asistido esta orgía

http://www.youtube.com/watch?v=tLqtng7JadI

y compruebo que el tal Neymar es un animal.

Pin dijo...

Solo por iniesta ya mereció la pena el mundial. Y de paso sirvió para comprobar que Cechs encaja de lujo en el Barça (la prórroga que se marcan Xavi, Andres y Seps és de traca, no se puede jugar mejor a esto), y que villa meterá 35 goles con la gorra.

Deberias dedicarle cinco minutos a buscar las siete diferencias entre Thiago y Dos Santos. Por ejemplo esta tarde (Thiago juega con la sub-19). Este chico apunta a crack mundial, si no le falla la cabeza. Dos Santos es un buen jugador, pero Thiago tiene algo especial.

Impresionante y conmovedor esfuerzo el que estan haciendo en los madrides al abrazar el estilo Mou dos dias después de que el barça más casillas les diera el mundial. Esta gente me asusta un poco, esa falta de vergüenza, de principios, de memoria... nos espera un año...

Lo de guardiola por un año... ¿podemos estar tranquilos o hay que echarse a temblar?

Ilumíname, plis, que en la roca no nos enteramos de nada y en los medios catalanes teneis una querencia por encriptar la información que es imposible sacar nada en claro.
Ale me voy a la playa
(Saludos pulmón)

Albert Martín Vidal dijo...

Lo de Madrid es asombroso: este jueves coincidían dos informaciones:

1) Pellegrini diciendo que no pintaba nada y que le echaban aunque ganara la Liga en una entrevista en su país.

2) Mourinho diciendo que es en el segundo año cuando llegan los títulos.


Respecto a Guardiola, hay que asumir que algún día se irá. Pero también sin él ganamos la 'Champions', lo que hay que velar es porque se mantenga el estilo Barça y poco más. Cuando se largue, hay que asumir que todo será muy difícil, porque el listón estará altísimo y el hambre social, bajo mínimos.

Gracias por analizar la bicefalia de Thiago, aunque distinguirle me parece más difícil que convertir a poesía la obra de Merkiv.

Marc dijo...

l'entrenador que substitueixi Pep (i si no és Tito Vilanova i tot el seu equip) durarà lo mateix que una pastilla al mig de Pont Aeri o Chasis en els seus millors temps

Albert Martín Vidal dijo...

Rafa Benítez: "Mi modelo es el Barcelona".

Es muy gordo. Imaginen a Víctor Muñoz: "Mi modelo es La Banda".